Una muestra explora la mirada de Augusto Raúl Cortazar sobre las artesanías argentinas

Lo simple, lo bello, lo útil se inaugurará en Casa Victoria Ocampo el 23 de noviembre y podrá recorrerse hasta el 3 de febrero de 2019. 

Desde el origen del Fondo Nacional de las Artes en 1958, Augusto Raúl Cortazar, doctor en letras, abogado, pero sobre todo apasionado investigador del folklore, se desempeñó como Director del organismo y Presidente del Comité de Expresiones Folklóricas hasta poco antes de su muerte en 1974.

Durante su gestión puso en relieve la valoración de las artesanías y el trabajo de los artesanos en un contexto más amplio de rescate de las expresiones folklóricas de nuestro país, articulando programas precursores, que fueron fundamentales para la documentación y la difusión de este patrimonio, en un momento histórico en el cual los productos seriados y las novedades de importación ocupaban el centro de atención del consumo.

El trabajo de campo lo llevó a viajar por todo el país, hasta los poblados más apartados, en la búsqueda de manifestaciones materiales e inmateriales, realizando un registro meticuloso desde lo antropológico pero sobre todo dejando una huella desde lo humano.

Con el FNA como plataforma formó un equipo de trabajo multidisciplinario nombrando emisarios provinciales que investigaban, censaban y registraban producciones artesanales, y desde 1967 adquirieron piezas representativas para realizar exhibiciones educativas itinerantes.

El acopio de estos objetos en la institución y las posteriores adquisiciones fueron conformando la Colección de Artesanías compuesta por cerca de mil piezas que son ejemplo de técnicas, materiales y continuidades del saber de nuestros talentosos artesanos y por ello, parte fundamental de nuestra cultura e identidad basada en la diversidad de los pueblos que habitan este gran territorio.

Luego de una etapa en la cual las piezas estuvieron disgregadas y disociadas con su documentación, desde el año 2013 se trabaja en su catalogación e investigación y en 2017 se designó un sitio de reserva permanente en la sede central del FNA, en donde se realizan tareas de conservación y guarda, acciones que le devuelven a estos objetos su condición de Colección Pública.

A través de las palabras de Cortazar, extractos de sus relatos y publicaciones, y de una selección representativa de la Colección, celebramos a uno de los primeros directores del organismo y nos reencontramos con su lúcida y sensible visión sobre el patrimonio artesanal de nuestro país que fue uno de los ejes destacados de su prolífica gestión.

Lucila Pesoa
Conservadora de la Colección de Artesanías del FNA y curadora de la muestra.

login