La Casa de la Cultura

Sede del Fondo Nacional de las Artes en Barrio Parque, la Casa de la Cultura es un espacio vital en la agenda artística y cultural de la ciudad, que se nutre con producciones artísticas de todo el país.


Fue el hogar de la célebre escritora Victoria Ocampo, quien encargó su construcción al arquitecto Alejandro Bustillo en 1928, y de la icónica revista Sur, dedicada a dar impulso al trabajo de jóvenes artistas nacionales y extranjeros.


El FNA incorporó esta propiedad a su patrimonio en el año 2003 para restaurarla y reabrirla al público con el mismo espíritu federal e innovador que le dió origen. Tras el cierre obligado que impuso la pandemia, hoy puede recorrerse nuevamente de forma gratuita los jueves, viernes, sábados y domingos, entre las 14 y las 19 hs, en Rufino de Elizalde 2831.



Tres miradas sobre Mar del Plata


Actualmente se encuentra en exhibición esta muestra que recorre tres épocas distintas de Mar del Plata de la mano de los fotógrafos Annemarie Heinrich, Ataúlfo Pérez Aznar y Alberto Goldenstein.


Curada por Andrés Duprat, director del Museo Nacional de Bellas Artes, y Diana Saiegh, presidenta del FNA, fue montada inicialmente en el Museo MAR con el auspicio de nuestro organismo y trasladada luego a Buenos Aires para inaugurar la agenda federal de la Casa de la Cultura.


Puede visitarse los jueves, viernes, sábados y domingos, entre las 14 y las 19 hs, en Rufino de Elizalde 2831. El ingreso a la sala es por orden de llegada, respetando los protocolos sanitarios, con un máximo de cuatro personas por vez.

Habitar la casa


Se trata de la primera muestra de arte que organizó la nueva gestión del FNA en el marco del Mes de la Mujer 2020 y a partir de la obra de artistas pertenecientes a la colección del organismo o premiadas en sus últimos concursos de arte.


Creadas entre 1970 y la actualidad, estas piezas pusieron en primer plano lo que tradicionalmente había sido considerado marginal: la presencia de las mujeres en la denominada “alta cultura” y, desde esa marginalidad, nos permitieron habitar la Casa de la Cultura y a hacerla propia.

login