Macbeth, Banquo y las brujas

Renovamos la apertura de nuestro sitio con una imagen alusiva a Macbeth, una de las que más recaudó en Dominio Público Pagante durante 2017. Aquí te contamos más sobre cómo como nos financiamos en el FNA para brindar más oportunidades a los artistas.

Desde su creación en 1958, el Fondo Nacional de las Artes (FNA) fue pionero -y ejemplo para otras entidades a nivel internacional- por su metodología de recaudación. El organismo cuenta con recursos provenientes de tres fuentes; la principal de ellas es el Dominio Público Pagante “u oneroso” (DPP).

Este es un gravamen que se debe pagar por el uso de la obra de un autor nacional o extranjero que ha fallecido hace más de 70 años (la Ley contempla plazos especiales, como el de la obra cinematográfica, fotográfica, entre otros). Es decir, mientras el creador está vivo, le corresponde recibir los derechos de autor; a partir de su muerte y durante las siete décadas posteriores son sus herederos o los titulares quienes detentan el derecho y, vencido ese plazo, la obra cae en el dominio público. 

El año pasado, por ejemplo, en la disciplina Teatro, entre las obras que más recaudaron se cuentan Macbeth, de William Shakespeare, y La Traviata, ópera con música de Giuseppe Verdi basada en la novela de Alejandro Dumas (h)

Esta forma de financiamiento se considera única y da origen a un ciclo virtuoso que permite que las obras de los artistas de ayer financien a los de hoy.

Aquí encontrás más información sobre cómo nos financiamos en el FNA y el Dominio Público Pagante.