Romina Sosa, la agitadora comunitaria

Conocé la historia de esta bailarina y coreógrafa, quien eligió como escenario de su trabajo artístico la villa La Cava, donde nació y vive.

Para Romina Sosa la mejor forma de protestar y luchar por una vida mejor es crear arte y regalarlo a sus vecinos. Por eso, esta bailarina y coreógrafa nacida en la villa La Cava -ubicada en San Isidro, provincia de Buenos Aires- se autodenomina “agitadora comunitaria”.

En 1997 creó la fundación “Crear vale la pena”, que desarrolla un programa de transformación social a través del arte. Su objetivo es “revertir la exclusión y la falta de oportunidades que afectan a niños, niñas, adolescentes y jóvenes que viven en contextos de exclusión” mediante un programa de formación para escuelas y un centro cultura comunitario. El trabajo de Romina demuestra que mediante el arte se puede impactar positivamente en la comunidad.

login